lunes, 21 de abril de 2008

Ser dramática



El humo trajo tras la quema de pastizales en Entre Ríos, los pedazos del texto que salen de la boca de Yara. Cada rincón del departamento donde ensayamos se convirtió en el asidero de palabras con olor a quemado.

Al mirar la ciudad desde arriba, desde un balcón desmembrado, adivinamos las formas de esta mujer con gusto a chongo que se fue y ya no vuelve.

La nuestra es la estética de lo precario, de la no pretensión, de lo mínimo, la estética de lo blanco que muta en dolor. Pero no por que lo colocamos por delante como excusa por carecer de sistemas de producción, si no por elección.

Atrás de cada movimiento se esconde el desencuentro ficcional, pero también la necesidad visceral de estar en el escenario como forma única de salvación.

“Esto es lo único real que tengo”, me dijo Yara una mañana, y entonces a partir de eso surgieron preguntas vinculas con el que contar, con aquello que podría conmover, con lo que teníamos ganas de evocar.

Las imágenes invadieron como el humo los espacios, y entre ojos irritados, gargantas con molestias, otoño de lagañas y algunos recortes sobre mis textos nunca acabados, nació Dramática, incompleta como todos mis trabajos, pero presa para siempre de esa necesidad de crecer hasta encontrar la forma digna.

La dupla con una actriz en el trabajo, es en sí interesante por el tipo de intimidad que se genera, las cosas se vuelven personales e intensas, logramos interpelarnos desde lugares integrales, la dimensión del deseo está latente en cada parte de la búsqueda.

Las peleas con el texto se vuelven provechosas y el detalle se magnifica. Las miradas de reojo, las malas caras, las cabronadas del carácter se capitalizan a favor.

Así; el mate, las tostadas light, el dulce de leche, la chocolatada, las pepas, el polaco, Sumo, Spinetta, Pizarnik, idea Vilariño, Julio Cortázar entre otros elementos, organizaron las formas cargando de sentido las grietas que existen entre el proceso de búsqueda y el resultado.

No sé si estrenaremos diciendo todo lo que queremos. ¿Cómo hablar del amor en 15 minutos? ¿Cómo abarcar tamaña temática con mis visiones mezclándolas descaradamente, y poniéndome a la altura de autores supremos? ¡Que tupé!

En fin, el desafío está en poder decir lo nuestro con verosimilitud y suavidad, entre mesas de un restorán a la mexicana un jueves a la noche, atravesado por tacos, enchiladas, guacamole, y la figura de nada más y nada menos que Frida Kahlo.

Veremos entonces como acontece, como empezamos a caminar. ¿Nos acompañan?

EN FRIDA KAHLO
Restorán – Espacio de arte

Ciudad de la paz 3093 – Jueves 22 de mayo - Jueves 5 y 19 de junio - 21 hs.

Reservas: 4544-1927

No hay comentarios: