miércoles, 28 de mayo de 2008

Hay una rancho blanco al que se entra por una puerta roja



El espectáculo Rancho Blanco protagonizado por Diana Trujillo, Martín Pérez y Yara Ribas realiza funciones en Puerta Roja.

Viernes 20:30 hs

PUERTA ROJA
Dirección: Lavalle 3636
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfono: 4867-4689
Entrada: $20. Desc. $15


http://puerta-roja.blogspot.com

A continuación transcribo una crítica que realizó un espectador en Alternativa Teatral.

26/05/2008 - 12:05:07
Dario dice sobre Rancho Blanco

"Pueblo chico, infierno grande"
Quizás, nada describa mejor la situación.
Las miserias y aberraciones humanas (incesto, lujuria, infidelidad, maltrato, destierro, soledad, onanismo) están explicitadas en un texto que -en algunos casos, lleva a la sonrisa- pero tranquilamente es digno de llanto.
Texto crudísimo, sin ambages, casi al borde de lo escatológico, o de descripción policíaca, o de morgue judicial: el morbo está a flor de piel...

********************************

Una familia disfuncional (ese parece ser el lugar que les asignan casi todos los dramaturgos por estas latitudes, y por estos años...):

1) padre (o la sombra de éste, invisible, casi en las sombras, o directamente, una sombra)

2) madre (chusma, metida donde no debe y puede, sobreprotectora, harto culposa, recalcitrante en las minucias, inoperante en la acción)

3) hijo (atormentado en eso de ser alguien, aunque no sabe muy bien qué ser o quién ser, samaritano, gustoso en dar y recibir consejos (carnales), voyeur y vouyerista, leedor de la revista Condorito).

Hoy, escribiendo esto pienso que ese triángulo jamás fue un triángulo.
Jamás fue una familia.

Y jamás fueron seres humanos.

Los actores, la música, el vestuario, (especialmente) la música, los movimientos escénicos, la dramaturgia, -creo- estuvieron a la altura de las circunstancias, es más, salen victoriosos.

pd 1: la actriz que hace de niña con retraso mental: los movimientos corporales, sus muecas, el volumen descarriado de su voz nasal, el andar desordenado, los gestos, sus tics... i m p r e s i o n a n t e..., sin palabras...

http://www.alternativateatral.com/opinion_publico.asp?pagina=3

Miércoles 28 de mayo. Mucho frío en Buenos Aires. Mis manos están heladas. Pienso en el Sur, en mi Patagonia querida. La extraño.

Extraño:

No sé bien que extraño.
Pero extraño.
Extraño eso que no sé.
Extraño el olor a madera húmeda.
La leña recién cortada al costado de la estufa.
Los caballos relinchando en el corral.
El sonido del viento entre los árboles mientras camino por la costa del río.
Los zapallitos rellenos con salsa blanca de mi madre.
El abrazo de mi hermana.
Me extraño a mí, mirando por la ventana como nieva.
La escarcha en mi pelo.
Yo, llegando a la escuela con los labios morados.
Extraño a mi abuela que murió en el 2004.
Extraño a mi hermano que se recibe de veterinario.
Extraño taparnos con las frazadas y reirnos de la gente del pueblo.
Extraño a esa sensación invernal que me completa.
Todo esto también es Rancho Blanco...

No hay comentarios: