lunes, 23 de marzo de 2009

La gente con la que trabajo. Hoy: Eleonora Boffi

La primera vez que vi a Eleonora me pareció mansa, tranquila, frágil y buena persona.
La conocí ensayando una obra de teatro de la cual finalmente no participé, pero su personalidad no pasó desapercibida para mí.
Cuando comencé a invitar gente para que se una al grupo, se me presentó su imagen. Yo quería trabajar con ella. Eleonora es garantía de serenidad que cautiva, a la hora de trabajo. Garantía de orden.
Ella ordena, clasifica, trae el café desde su casa, prepara la ropa, está en el detalle. Es minuciosa y cuida el material con el que trabajamos. Es prolija. Puede estar nerviosa, inquieta o inclusive sucederle algo que uno no se imagina, pero en el trabajo, siempre nivela para arriba.
Me gustan sus ideas, sus propuestas y como se maneja con sus compañeras, es respetuosa y sabe escuchar.Trabaja en armonía y jamás crea ningún tipo de roce, es luminosa desde su aparente pasividad. Es concisa en el trabajo y suma, no resta.
Recuerdo que una vez trasladamos un sillón desde al barrio del abasto hasta mi casa, parabamos en casa esquina, nos cansamos, pero ahí estuvo ella, sin quejarse, poniendo lo mejor de sí. Entendiende que el teatro que hacemos es desde las visceras y los pulmones, desde la lucha y el placer de hacer para estar vivos, para compartir, para ganarle al tiempo y a esas cosas de la vida que a veces son tan pesadas.
Eleonora es valiente, luchadora, una mujer que la pelea y es sobre todo buena persona. Se acopló al grupo, dando de sí, todo lo que me imaginé y más. Ella es la vestuarista del grupo. La encargada de vestir a los personajes que salen de mi cabeza. Confío en su criterio, en su formación, y siento que es un verdadero placer contar con un elemento humano y profesional de su categoría. Elo es simple, suave , observadora y efectiva. Cuando no está se extraña. Me hace bien verla, compartir momentos con ella. Elo me hace bien. Deseo crecer en el trabajo y en lo personal junto a ella. Deseo que pueda encontrar en Teatro Crudo, el espacio que necesita, del modo que le haga bien.

lunes, 16 de marzo de 2009

La gente con la que trabajo. Hoy: Ariel Campos

Ariel es una persona antes que nada, fiel con aquellas cosas en las que cree.
Se ha subido a mi barco, y rema con las manos si es necesario. Es una persona con mucho deseo de aprender, y con una capacidad asombrosa para asimilar conocimientos, que por naturaleza le son ajenos. Tiene una mentalidad práctica. Tiene ideas, y nunca le parece imposible, ponerlas en prácticas. Es positivo, buen compañero y luchador.
Ariel es todo terreno.
Diseña luces. Opera sonido. Diseña afiches, volantes, publicidad digital. Es asistente de dirección. Acarrea escenografía, corta cables, aporta ideas, coce vestuario, clasifica el atrezo, completa planillas, prepara los subsidios, hace los trámites para cobrarlos, consigue presupuestos, consigue facturas, hace mesas, trepa escaleras, mide los espacios, consigue las salas de ensayo, los teatros, produce, piensa, está presente en cada pequeño detalle.
Ariel le puso el nombre al grupo.
Me apoya de manera incondicional, me da fuerzas, se banca mis demandas, a veces mi mal humor y mi nivel de exigencia.
Ariel empezó de cero en este mundillo del teatro y terminó siendo el productor técnico, de un Festival Internacional de Teatro. Él es sostén, cariño, entrega, respondabilidad. Es mi mano derecha y mi mano izquierda.
Al principio cuando empezamos a trabajar, nos costó ponernos de acuerdo, y separar roles. Pero fue un período breve, donde ambos aprendimos uno del otro.
Ariel cree en lo que hacemos. En cuestiones laborales, nunca se achica, no tiene mambos, ni complejos, se siento seguro del grupo al que pertenece, de lo que generamos, de lo que se somos capaces, se multiplica ante la adversidad y no se come las histerias del actor y su ego, y mucho menos la del falso famoso transitorio. Ariel cree en el trabajo en equipo, en crecer, en evolucionar. No le gusta la gente que intenta aventajarlo maliciosamente, no le gusta la gente que le dice que no, sin escucharlo. Ariel es parlanchín, siempre tiene una anécdota inocente y divertida, aporta buen amor, y no le interesan los conflictos. Es buena leche. Me encanta que no sea prejuicioso con la gente que aparenta ser importante por cuestiones insustanciales. Siempre le habla a cualquiera de igual a igual. Lo admiro por que es atrevido, mandado y se caga en cuestiones que para mí, podrían ser de vida o muerte. Me da seguridad, me potencia, me eleva, es mi motor espiritual y el que realmente me conoce. Es además un tipo con códigos, que se ganó mi confianza. Me debo a su entrega y su entusiasmo.
Así es Ariel, simple, humilde, trabajador. Estoy muy feliz, y soy inmensamente privilegiado, de poder contar con un ser de su calidad. Siento que la vida me compensó y me regaló un Ariel intenso y soñador, que lucha, que quiere, que sigue, que va para adelante, que es todo amor.

viernes, 6 de marzo de 2009

La gente con la que trabajo. Hoy: Sol Osimi.


Sol Osimi

Con Sol, que aparece en la foto conmigo, o mejor dicho yo aparezco con ella, inaguro este pequeño segmento dentro del blog, donde quiero hablar de la gente con la que comparto muchas horas de mi vida y un grupo de trabajo.
La intención de estas bitácoras digitales, es que pueda reflejarse, que solo se consiguen resultados, rodeandosé de la gente correcta. Personas dispuestas a crecer en el trabajo, y a apostar por un objetivo mancomunado.
Pero hablemos de Sol.
Una de las cosas que admiro de ella, es su gran compromiso hacia las tareas que asume, ella es muy joven, pero es madura y decidida en el trabajo. Es exigente y se ocupa de establecer un contacto fluído con su tarea.
Tiene un carácter especial. Es tímida, pero al mismo tiempo, cuando encuentra su espacio puede mostrarse libre, suelta, entregada a las situaciones.
Sol es capaz de realizar Maquillaje Social, Maquillaje Artístico, Maquillaje Teatral, Publicitario o FX, con la misma efectividad.
Desde el año 2005 viene desarrollando de manera ininterrumpida, labores dentro de Teatro Crudo, donde se ha costituído como la encargada de ese área. Ha creado los maquillajes de los espectáculos Rancho Blanco, Desmesura Vaginal, Tortita de Manteca, y Lame Vulva, entre otros y proximamente tiene a su cargo el maquillaje del espectáculo Brillosa a estrenarse en el trasncurso del año. Sol no solo idea los maquillajes que los personajes usarán en función, también, es la encargada de los diseños de maquillaje de las diversas producciones de fotos, que se realizan con distintos fotógrafos y que sirven posteriormente para la venta de las piezas.
Durante el 2008 las fotografías de la obra Tortita de Manteca, fueron expuestas en la galeria del Teatro Antesala y en el espacio Arte Sin Techo.
Dentro de su carrera como maquilladora, ha realizado maquillajes para películas, books fotográficos, cortos, video clips, y tapas de revistas.
Su formación es constante y diversa. Se perfecciona mediante cursos y talleres, y se actualiza permanentemente para estar a tono con las nuevas tendencias.
Además de estar encargada del área de maquillaje dentro del grupo, colabora con la estética general de las obras, ofreciendo ideas y trabajando junto a las personas encargadas del vestuario y maquillaje.
Sol es garantía de resultados. Contar con ella en el grupo, es absolutamente necesario y al mismo tiempo placentero. Me hace feliz poder haber afianzado nuestro vínculo personal. Fué y es hermoso verla crecer, evolucionar en su búsqueda y que sea parte de mis sueños, incorporando y aportando los suyos, para que podamos mirar hacia un mismo lugar y encontrar cosas parecidas.

No dejes de leer su blog y contratar sus servicios

http://www.schminkesol.blogspot.com/