lunes, 23 de marzo de 2009

La gente con la que trabajo. Hoy: Eleonora Boffi

La primera vez que vi a Eleonora me pareció mansa, tranquila, frágil y buena persona.
La conocí ensayando una obra de teatro de la cual finalmente no participé, pero su personalidad no pasó desapercibida para mí.
Cuando comencé a invitar gente para que se una al grupo, se me presentó su imagen. Yo quería trabajar con ella. Eleonora es garantía de serenidad que cautiva, a la hora de trabajo. Garantía de orden.
Ella ordena, clasifica, trae el café desde su casa, prepara la ropa, está en el detalle. Es minuciosa y cuida el material con el que trabajamos. Es prolija. Puede estar nerviosa, inquieta o inclusive sucederle algo que uno no se imagina, pero en el trabajo, siempre nivela para arriba.
Me gustan sus ideas, sus propuestas y como se maneja con sus compañeras, es respetuosa y sabe escuchar.Trabaja en armonía y jamás crea ningún tipo de roce, es luminosa desde su aparente pasividad. Es concisa en el trabajo y suma, no resta.
Recuerdo que una vez trasladamos un sillón desde al barrio del abasto hasta mi casa, parabamos en casa esquina, nos cansamos, pero ahí estuvo ella, sin quejarse, poniendo lo mejor de sí. Entendiende que el teatro que hacemos es desde las visceras y los pulmones, desde la lucha y el placer de hacer para estar vivos, para compartir, para ganarle al tiempo y a esas cosas de la vida que a veces son tan pesadas.
Eleonora es valiente, luchadora, una mujer que la pelea y es sobre todo buena persona. Se acopló al grupo, dando de sí, todo lo que me imaginé y más. Ella es la vestuarista del grupo. La encargada de vestir a los personajes que salen de mi cabeza. Confío en su criterio, en su formación, y siento que es un verdadero placer contar con un elemento humano y profesional de su categoría. Elo es simple, suave , observadora y efectiva. Cuando no está se extraña. Me hace bien verla, compartir momentos con ella. Elo me hace bien. Deseo crecer en el trabajo y en lo personal junto a ella. Deseo que pueda encontrar en Teatro Crudo, el espacio que necesita, del modo que le haga bien.

No hay comentarios: