viernes, 15 de mayo de 2009

La gente con la que trabajo. Hoy: Ana Paula Fort Caneda

Que bueno es saber de sensibilidad, dulzura y el cariño. Son materias que mucha gente se lleva a marzo, no es el caso de Ana, ella es como un pequeño suspirito en la oreja, que suaviza y enternece. La primera vez que me senté con ella a charlar en una bar, me sentí cómodo. Hablamos de su viaje a Dinamarca, yo le conté algo de mí, y entre los dos fuimos armando nuestras historias y acompañándolas con cerveza. ¿Fueron dos? Demasiado para una tarde, antes de ir a un ensayo. Ana es artesanal. Corta y pega, guarda, colecciona, cose, teje, retoca, arma, desarma, documenta, aprovecha los materiales, es una cachivachera nata. Le entusiaman los pequeños objetos que para ella tengan algún tipo de carga estética o emocional. Es muy común escucharla decir frases como: - Que cosita más linda- u otra similares, cuando en la mano puede tener un perro hecho de tela o un vasito de licor, esa es Ana, es detallista y querendona. Le gustan los gatos gordos por que le provocan amor y atender bien a sus invitados. Ana es generosa, y entusiasta de las cosas que le hacen bien. Habla con calma y escucha, siempre escucha, y también propone. A veces se ríe sin parar de pequeños momentos o situaciones, que a mí me resultan inocentes, inofensivas, pero sin embargo cuando la veo reírse la siento viva. y eso me pone feliz. Ana es corazón. Rara vez se la ve enojada o mal predispuesta. También es ñañosita de los mimos, es como una gatita que ronronea todo el tiempo y necesita que la acaricien, es como pequeña muñeca pepona que quiere su dulce. Ana habla inglés a la perfección como si fuese su segunda lengua (chiste interno del grupo), y aporta sus herramientas para el grupo, las pone al servicio de nuestras piezas teatrales. La paso bien con ella, la entiendo, y puede contar conmigo. Y yo se que puede contar con Ana, ella es Teatro Crudo.Justificar a ambos lados

No hay comentarios: