lunes, 2 de agosto de 2010

Crítica de Pablo Rubín para Palermonline






La compañía de Teatro Crudo es hoy mas que nunca un teatro social. Es concreto. Es muy significativo que la cultura acompañe los procesos historicos.

Cuando hablamos de teatro hablamos de dramaturgia, Marcou escribe y dirige, tiene la posibilidad de ser más que un director, es como dios, crea, destruye, construye, escenas, y cuenta una Historia que años atrás hubiera producido escandalos en países fundamentalistas o en nuestro propio país. Hoy a pesar de todo se puede hacer teatro en libertad.

Martín Marcou camina haciendo un teatro militante y construye positivamente presionando a los actores, para que den al máximo su energía al espectador, imprescindible combustible para el Director.

En esta obra Los Actores se dan cuenta de que no son los protagonistas. EL protagonista es la historia de esa tarde de represiones de esas familias Argentinas hipócritas que muy bien son retratadas en La Tertulía los viernes a las 23 horas..

La Obra de Marcou es una mirada a una familia donde uno de sus integrantes sufre amor por un par, sufre la presión de la madre castradora, su egoísmo, la ausencia del padre, la imbecilidad de las hermana, la brutalidad del hermano, y finalmente la apatía de un peluquero puto y malo quizas traidor?.

La obra quiero pasar una tarde con Franco es un buen beso en la boca para los que no quieren entender la problemática del amor y/o de la homosexualidad? O es simplemente del amor o simplemente de la homosexualidad?

Es una buena noticia para los vecinos del Barrio ver a los siguientes actores.

LA TERTULIA
Gallo 826
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 6327-0303
Web: http://www.latertulia.on.to
Entrada: $ 35,00 y $ 25,00 - Viernes - 23:00 hs - Hasta el 10/09/2010

Teatro, Marcou da.

¿Cuántas cosas se le pueden pedir a un hombre? ¿Cuántos actos se le deben exigir? ¿Desde dónde, desde que lugar? Imbéciles, seres sin la menor idea del compromiso, en una suerte de caldo hervido y dado vuelta en el cerebelo, proclives al cinismo, al corporativismo ideológico, a lo tilingo; piden, y piden y no dan nada...

Para leer la nota original, hacer click sobre la imagen:


No hay comentarios: